Blog de marketing digital y SEO

Qué es el storytelling | La magia adictiva de contar una historia

COMPARTIR

Hace mucho tiempo que oímos hablar del storytelling, pero ¿qué es el storytelling? Los que nos movemos en el mundo del Marketing Digital sabemos que es una herramienta que utiliza el marketing para crear engagement de su marca, para que los seguidores de esa marca se enamoren de ella y no solamente la consuman, si no que la promuevan en sus redes sociales y hablando con sus conocidos.

Parece magia ¿verdad? Eso justamente es con lo que la mayoría de las marcas sueñan: que sus clientes les compren y que, además, hablen maravillas de ella.

Pues bien, no es magia, es storytelling. En este artículo te contamos todo sobre un buen storytelling para que, si quieres, puedas empezar a aplicarlo a tu marca.

Cómo hacer storytelling

minimalism

“El cerebro sólo aprende si hay emoción” ¿te suena? Es una frase de Francisco Mora. De esta gran verdad surgen los juegos educativos para los niños, en los que se les hace partícipes de historias, que crean una experiencia en su mente, y por lo tanto una emoción. Incluso los bebés, aprenden mediante la empatía.

Para hacer un buen storytelling tenemos que tener en cuenta algunos factores que harán que la historia que quieres contar sea real para los lectores y seguidores de la marca.

Ahora sí, entramos en materia. Veamos los factores principales que deben cumplirse para lograr un buen storytelling:

  • Genuina: Es fundamental que tu historia no recuerde ni se parezca a ninguna otra. En el momento que dé la sensación de estar escuchando la misma historia una segunda vez, no querrá leerla nadie.
  • Humaniza: La marca nunca tiene que ser solo una marca, tiene que lograr humanizarse. ¿Cómo? A través de las historias que contemos sobre ella.
  • Trama: Con la trama se genera un interés en las personas, que deciden seguir sabiendo más acerca de esa marca. La trama se crea gracias a un hilo conductor, algo específico que queremos contar y lo hacemos a través de una historia.
  • Coherencia: La coherencia y la lógica en una historia es primordial para que los que la siguen no se pierdan. Como es normal, una historia tiene sus idas y venidas, puede ir hacia atrás, ir hacia adelante, pero esa coherencia debe existir en todo momento, de lo contrario darás la sensación de invención, y las historias que no son reales, no enganchan.
  • Emocional: Es primordial que tus historias apelen a las emociones de las personas que las leen. Deben sentir algo, encenderse algo en su interior. Una historia en la que solo hay datos, tampoco enganchará.

Ventajas del Storytelling para tu marca

once upon a time

Quizás ahora, después de haber leído todo esto pienses que está bien utilizar el recurso de contar historias para promover una marca, pero más allá de eso, ¿cuáles son las ventajas del storytelling?

Conexión emocional

La más básica y la que hemos repetido a lo largo del artículo. La conexión emocional es algo que nos caracteriza como seres humanos, no podemos escapar de ello. Habrá historias que por nuestra forma de ser o nuestras experiencias nos resulten inverosímiles, pero habrá otras historias que nos cautiven y nos enganchen para oír y saber más. 

El por qué unas sí y otras no está en el fondo, en lo que cuenta esa historia, está en esa conexión emocional que se crea, o no se crea.

Llamar la atención para ser recordado

Esta ventaja es algo muy simple y a la vez muy importante. Piensa en algún programa, o en algún anuncio de televisión que recuerdes a botepronto. ¿Por qué crees que lo recuerdas? 

Con la cantidad ingente de impactos audiovisuales que recibimos cada día, nuestro cerebro ha desarrollado la capacidad de recordar solo aquello que le impacta más, ya sea porque le toque de forma especial, o porque le guste algo específico, o le recuerde a algo.

Las historias bien contadas tienen el poder de tocar emocionalmente a la otra persona, tienen la capacidad de crear conexiones, de llamar la atención y que sean recordadas.

Generar confianza y cercanía

Ves que detrás de una marca hay una persona como tú y como yo, que siente y padece, y que tiene sus objetivos, sus valores, sus metas… El objetivo de humanizar una marca es generar esa confianza y cercanía, que la gente te vea tal cual, de forma natural y sin filtros.

Puede que te resulte de confianza porque has oído que ha pasado por una experiencia parecida a la tuya, o porque la has visto en sus vídeos y te sientes identificada con la ropa que lleva o con las expresiones gestuales que realiza. Cualquier cosa puede ser el detonante que genera esa cercanía.

Fidelidad de tus seguidores

Quizás no consigas su fidelidad únicamente a través del storytelling, pero te aseguro que un buen storytelling ayudará mucho a conseguirlo.

Es una cuestión que llega en cadena: una buena historia genera interés, atracción, agrado. Crea unos vínculos emocionales con la persona, que hace crecer su confianza en ti. Esa confianza se refuerza cada día, creando cada vez más engagement y finalmente, creando fidelidad de marca, es decir, no me interesa la competencia, me interesas tú, por quien eres y lo que cuentas.

Llegar más lejos siendo tú mismo

El storytelling bien hecho y alargado en el tiempo, da como resultado un crecimiento que podría tender al infinito de tu marca.

Una vez te has ganado el respeto y el agrado de tus seguidores, y tienes cierta fidelidad conseguida, se trata de ir subiendo escalones poco a poco. Piensa qué quieres hacer con tu marca, quizás puedas tratar de conquistar nuevos retos o hacer cosas diferentes a modo de prueba, y ver qué opinan tus más fieles seguidores.

Todo esto lo podrás hacer porque serás una marca estable, con seguidores estables. Y lo habrás conseguido, en parte, gracias al storytelling. Una manera sorprendente de contar quién eres, ser tú misma, a la vez que consigues que tu marca crezca.

Ejemplos de Storytelling

Una vez vista la teoría más básica que rodea al storytelling, no hay nada mejor que contemplar ejemplos de marcas que han sabido aplicar un buen storytelling y se han llevado el mérito que se merecían. Marcas como por ejemplo:

NIKE

Una de las marcas que se subió hace tiempo al carro del buen storytelling. Con sus anuncios, muchos muy virales, generan un engagement y una fidelidad con sus seguidores.

El primer ejemplo es un anuncio que reivindica los valores contra la homofobia, el machismo y el racismo. Su lema: “no puedes parar el deporte, porque no puedes pararnos a nosotros”.

En el segundo ejemplo, el anuncio repasa la carrera profesional de Nadal, siendo la frase del final la guinda del pastel: “los sueños locos conllevan esfuerzos locos”.

Con estos dos ejemplos, logran que las personas se identifiquen con esos valores, e inconscientemente aumentan la simpatía que la gente siente hacia la marca. La consecuencia a medio y largo plazo es aumentar ventas, gracias a las historias que nos cuentan, y que nos emocionan, en sus spots publicitarios.

COCA-COLA

Una famosísima marca, conocida no solamente por su bebida alrededor del mundo, sino también por sus anuncios publicitarios llenos de pasión y sentimiento.

Lo que hacen algunas marcas, como Coca-Cola, también es conocido como Marketing emocional, del que hablaremos más a fondo en otro artículo.

De entre muchísimos ejemplos, nos hemos quedado con este: “Hay razones para creer en un mundo mejor”. Vemos cómo comparan lo que cuesta tener o hacer algo negativo, y cuánto costaría en algo convertido en positivo. 

APPLE

Jobs anunció en 2007 el lanzamiento del iPhone, con una presentación que bien podría ser una obra magistral de storytelling. Si te preguntas que es el storytelling solo tienes que ver este vídeo para entenderlo. 

En el vídeo, crean una historia en la que repasan la vida de Apple, desde su primer Macintosh de 1984 hasta la aparición del iPhone en 2011. Además, Jobs y sus discursos se hicieron famosos alrededor del mundo, por promulgar valores como la honradez, la honestidad o la humildad.

Hoy en día, todo lo que envuelve a Apple es storytelling, y sus seguidores lo saben. También es cierto que acumuló gente que detestaba la marca por sus altos precios, pero aún así han mantenido un poder inquebrantable gracias a la otra parte, a los seguidores que, fielmente, siempre siguieron a la marca y creyeron en ella, y en sus historias.

Ejemplo de Storytelling: la práctica de lo aprendido

Con el objetivo de mostrar al menos un ejemplo que no sea de una marca tan archiconocida como las marcas, tras una pequeña investigación me gustaría resaltar el caso de una entrenadora personal online, que promueve los valores del esfuerzo y de la disciplina para lograr resultados. Se dedica también a derribar bulos en torno al entreno de fuerza, muy específicamente en mujeres. Ella se llama Mar, aunque en internet es más conocida como Itzazo_fitness.

  1. Mails: en los mails a mis seguidores, siempre cuenta una historia, por muy pequeña que sea. Si es un email corto y meramente informativo, les contará al comenzar algo curioso o gracioso que le haya sucedido últimamente y lo ligará al objetivo primero del mail. Si son mails más largos en los que básicamente hace branding, contaré una historia de forma relajada, algo que personalmente le toque de cerca y quiera compartir con sus seguidores.
  2. Vídeos: comunicar mis conocimientos es un hecho, pero puede intercalar la comunicación de esos conocimientos con pequeñas micro historias que sirvan de conector con el objetivo del vídeo. Por ejemplo, si hace un vídeo explicando qué es el déficit calórico y cómo conseguirlo, puedo intercalar micro historias personales contando lo que le costaba a ella conseguir ese déficit calórico, o lo fácil que creía que era estar en déficit calórico hasta que supo realmente qué era y cómo se conseguía estar realmente en ese déficit. Contar experiencias personales.
  3. RRSS: Sea la red social que sea, sean vídeos o sea por escrito, siempre es buena idea empezar hablando de algo personal, para luego hablar de lo que se quiere hablar en ese post.

¿Te has dado cuenta? En solo 3 canales online ha conseguido aplicar todos los factores principales del buen storytelling: historias genuinas, coherentes, con un hilo conductor, siempre humanizando la marca (sus entrenos y su propio nombre) y apelando a la parte emocional de las personas (no solo les cuenta cuántos años lleva entrenando o cuántos kilos levanta en peso muerto, sino que les cuenta cuánto le costó llegar a levantar esos kilos, o los tumbos que dio hasta saber que ser entrenadora personal era su pasión).

  0 comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

Mejora tu posicionamiento web

Empieza hoy
Agencia de Marketing de Contenidos en Barcelona
Calle Sancho de Ávila 52, 4º 2º
08018, Barcelona - Tel. 933 686 411
Agencia de Marketing de Contenidos en Madrid
Calle Ribera de Loira 46, Edificio 2 Bajos
28042, Madrid - Tel. 910 052 175